Los Pies

¿Cómo saber tu estado de salud a través de los pies?

Consejos de salud y conocimientos generales. Los juanetes indican que la persona puede padecer algún problema de cervicales. Por otra parte, un masaje en las dos líneas internas del pie tendrá una repercusión positiva en la espalda.

La temperatura, el color, las callosidades, los juanetes, la forma de los dedos

Los pies reflejan el estado de nuestros órganos, y si aprendemos a fijarnos en algunos detalles nos puede ayudar a prevenir enfermedades.

Cuando una zona está endurecida significa que hay un órgano que también está endurecido. Estas dureces también se corresponden con rigideces físicas y mentales en la zona refleja.

La temperatura, el color, las callosidades, los juanetes, la forma de los dedos, etc. Explicamos el significado de estas señales.

En términos generales, la zona de los dedos se corresponde con la cabeza, y la del talón con los pies. Por lo tanto podemos visualizar aproximadamente cómo se ubican los órganos mirando la planta de los pies.

Todo sobre los pies y los dedos de los pies

El color amarillo siempre hace referencia al hígado o vesícula, y en cambio el color verdoso se corresponde con el bazo y el sistema linfático. Esta señal es una oportunidad para prevenir. Si no se hacen caso a estas señales, con el tiempo las toxinas se pueden ir acumulando y formando quistes que a la larga pueden ser dañinos.

Los dedos de los pies reflejan principalmente la zona superior del cuerpo, con alguna excepción.

Una dureza en la punta del cuarto dedo del pie o endurecimientos en el área inferior del cuardo dedo del pie nos está diciendo que la vesícula no está funcionando correctamente. Cuando ya ha habido cálculos durante tiempo, ese dedo suele estar muy rígido, encorvado y dolorido.

Por otro lado, también suele haber cálculos biliares cuando el primer dedo del pie está encorvado hacia el segundo dedo.

En estos casos conviene hacer una buena depuración del organismo, vigilando mucho la alimentación, ayudando a expulsar toxinas y tomando suplementos naturales.

Recomendaciones para el cuidado de los pies de una persona con alzhéimer.

  • Usar el calzado más adecuado para el enfermo de alzhéimer siguiendo las recomendaciones de un podólogo. Hay que escoger el calzado adecuado que le ayude a caminar y se adapte a las peculiaridades del enfermo y le permita sentirse seguro pare mejorar su estabilidad. Antes de calzar a una persona con alzhéimer es importante que revisemos el calzado por si hubiera un objeto o una doblez en la plantilla que moleste al caminar. No hay que olvidar que una persona con alzhéimer muchas veces no puede expresar el daño o no siente el objeto que está produciendo ese daño y puede causarle una lesión.
  • Aumentar la frecuencia de revisiones con el podólogo y realizar un seguimiento constante del estado de los pies. Cualquier pequeña lesión puede desencadenar en una complicación mucho mayor y se coge a tiempo se puede curar con facilidad. Para realizar la inspección diaria de los pies lo mejor es lavarlos con agua templada y secarlos con cuidado. Al secarlos podremos examinar los pies y detectar cualquier anomalía como heridas, lesiones o infecciones.
  • Es recomendable que las personas con alzhéimer usen siempre calcetines para evitar laceraciones en la piel y no deben caminar descalzos por el riesgo de que se claven cualquier objeto. Para proteger del frío sus pies lo mejor es utilizar calcetines gruesos de lana y siempre huiremos de fuentes directas de calor en los pies ya que pueden producirles quemaduras.
  • Una correcta hidratación mediante cremas con una concentración de urea entre el 10 y el 20%, ya que mejorará la elasticidad de la piel disminuyendo el riesgo de lesiones.
  • Extremaremos el cuidado de las uñas. Lo aconsejable es cortarlas lo más más recto posible para evitar que las esquinas queden dentro del canal ungueal y se produzcan casos de uña encarnada. Mucho cuidado con el uso de callicidas para tratar las durezas que pueden ocasionar quemaduras o heridas.